10 flores únicas y perfectas para tu boda

El papel de las flores en un día tan especial como el de tu boda, es muy importante.

A pesar de que se tenga preferencias, la elección suele ser difícil. Es importante que sepas detalles de ellas tan importantes como su significado. Algo con lo que te podrás sentir identificada y que cambiará la percepción de la decoración. Para hacerte más fácil esta decisión, te facilito un listado de las 10 flores que en mi opinión, pueden ser perfectas para tu boda:

  • Girasoles: son ideales para dar un toque de luz y calidez a todos los espacios de tu boda.  A pesar de que no son unas flores muy convencionales, su fuerza y energía la hacen encajar perfectamente en celebraciones con un toque rústico y se convierten en un gran acierto, no sólo por su belleza, sino por su significado: lealtad y fidelidad eterna.

Fotografía, © Neima Pidal

  • Tulipanes: símbolo de amor perfecto y duradero, es una gran opción este día tan especial. Su amplia gama de colores te permite combinarlas con cualquier otra flor. En color blanco son una bonita elección para el ramo de la novia. Una idea original para incluirla en tu boda: el regalo de los invitados puede ser un bulbo de tulipán, original y hermoso ¿verdad?

Fotografías, ©Neima Pidal

  • Rosas: son un clásico y elegirlas te harán triunfar seguro. Son excelentes para bodas con un estilo romántico, aunque los nuevos tamaños “baby” le dan un toque ideal a las celebraciones que se decantan por lo vintage. Lo que verdaderamente las hace especial es su significado, que varía en función del color: las rojas simbolizan el amor y el respeto, las blancas la inocencia y la pureza, y por ejemplo, las amarillas, alegría y amistad.

Fotografía, ©Patricia Semir

  • Mimosas: se trata de una flor que representa la elegancia y la ternura, así como la sensibilidad de la mujer. Son perfectas para decorar cualquier rincón de una boda rústica, además, su color vibrante solo transmitirá buenas sensaciones a tus invitados.

Fotografía, ©Neima Pidal

 

  • Lavanda: aunque no es la flor que más deslumbre o destaque, su uso en bodas se remonta a la época victoriana y con ella, los novios querían atraer a sus vidas la tranquilidad, la suerte y la devoción. Son muy versátiles y duran bastante, por lo que son ideales para cualquier detalle dentro de la decoración. Incluso puedes incluirlas en las copas de limonada u otras bebidas ¿qué te parece?

Fotografía, ©Casilda de la Pisa

 

  • Peonías: son las indiscutibles protagonistas de muchas de las bodas que organizo.  Con un cuerpo tierno y aterciopelado, simbolizan la felicidad y la prosperidad. Se puede jugar maravillosamente bien con este tipo de flor y dejar a todos los invitados impresionados. Se trata de una flor estacional y actualmente, son muchas las novias que se decantan por esta flor para sus ramos, dándole un toque más bucólico y relajado a sus looks.

Fotografía, ©Beatriz Goiri

 

  • Astilbe: significa esperanza. Este último año ha estado muy en auge y son muchas las novias que siguen decidiéndose por ella, no sólo para que protagonicen sus ramos, sino para que tengan un papel esencial en la decoración del convite. Son elegantes y delicadas, y lo que más me gusta de esta flor es que puedes combinarla con facilidad con cualquier otra.

Fotografía, ©Neima Pidal

 

  • Crisantemo: se trata de una de las flores que los antiguos griegos ofrecían a los dioses cuando se les pedía una larga y próspera vida. Representan además la verdad y la alegría. Pueden usarse tanto dándoles el protagonismo absoluto, como acompañando a otras flores; además hay una gran gama de colores por lo que puedes jugar con ellas, según el estilo de la boda.

Fotografía, ©Neima Pidal

 

 

  • Hortensia: representan la gratitud, la belleza y la felicidad.  Con ellas se pueden crear maravillosos arbustos en cualquier rincón de la boda y fabulosos centros de mesa. Su gama de colores que van del rosa, pasando por el azul y el púrpura dan a cualquier decoración un toque atractivo.

Fotografía, ©Beatriz Goiri

 

  • Delphinium: también son conocidas como “Espuelas de caballo”. Simbolizan la ligereza y la sensibilidad. Mis favoritas son las de color azul, dan un toque muy especial a los centros de mesa, destacando el punto donde se encuentren.

Fotografía, ©Instantánea y Toma Primera

Aunque tan sólo te he dado a conocer diez de mis  favoritas, cualquier tipo de flor puede ser la ideal para tu boda. Siempre que se juegue con ellas de manera acertada y en consonancia con el resto de la decoración, harán de tu día uno aún más especial.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra Política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies