Fotografía: Patricia Semir

Las joyas de la novia

Tienes claro cómo será tu vestido, el peinado y hasta los zapatos que vas a llevar. Te falta elegir las joyas, pero escoger la pieza perfecta es muy complicado. Deben combinar con tu estilo y es importante que sean originales, bonitas y que al mismo tiempo hablen de ti.

¡Pero cuidado! No te confíes y trata de seguir la máxima de “menos es más” y no uses más de tres accesorios en tu look, entre los que se incluye el tocado, aunque este no sea una joya al uso. La sencillez debe reinar a la hora de elegir tus complementos, especialmente si tu vestido ya tiene suficiente protagonismo.

Fotografía: Neima Pidal

Fotografía: Neima Pidal

También puedes tener en cuenta la tradición de llevar “algo nuevo, algo prestado, algo viejo y algo azul”, ya que las joyas cobran un significado importante si forman parte de esta costumbre. Pueden contar una historia familiar que haya pasado de generación en generación, estrechar un lazo de amistad con alguna persona especial o recordar una fecha importante.

Es un día cargado de emociones y llevar algún talismán que esconda algún recuerdo es una bonita manera de representar la emoción, las ausencias, el amor… A mis novias siempre les aconsejo que lleven algún tesoro guardado al altar.

Repasando el joyero, éstas son algunas de las piezas que pueden completar tu look.

El anillo de pedida. Es el símbolo de vuestro compromiso y que te va acompañar durante los meses de organización de la boda. Será fiel compañero de vuestras alianzas. También reciben el nombre de solitario y suele ser de oro blanco con un diamante en el centro, que representa la perdurabilidad de la pareja. También es normal que lleve otras piedras preciosas, como la esmeralda. Las tendencia actual son los de estilo vintage.

Alianzas. Las tradicionales son sencillas, lisas y de media caña, pero puedes personalizarlas como quieras combinando distintos metales y piedras. Representa el amor eterno simbolizado por el oro amarillo, pero cada vez son más frecuentes los de oro blanco, rosa o el platino. Si las quieres más especiales busca un joyero que  realice un diseño exclusivo para vosotros. No olvidéis que en el interior llevarán grabados vuestro nombre y la fecha del enlace.

Fotografía: Instantánea y Tomaprimera

Fotografía: Instantánea y Tomaprimera

Pendientes. Es tradición recurrir a una joya familiar para este complemento siguiendo la tradición de llevar algo antiguo. Si en tu familia no hay una joya que puedas elegir, escoge tus pendientes en función del peinado y el vestido que vayas a lucir. Los pendientes alegran y dan luz a tu rostro, y son la clave para completar tu imagen especialmente si no llevas velo o un tocado sofisticado.

Puedes optar por un diseño de oro blanco o plata de ley que lleven engazados pequeños cristales o diamantes. Una opción muy elegante son las perlas naturales blancas, que combinan perfectamente con el traje de novia. Dependiendo del peinado que luzcas puedes elegir unos pendientes largos o cortos.

Fotografía: Instantánea y Tomaprimera

Fotografía: Instantánea y Tomaprimera

Pulseras. No son una joya muy usual pero si te decides por alguna especial piensa en la sencillez y la elegancia sin desentonar con el vestido. Piensa en una pieza con significado o que represente vuestra unión. Si tu estilo es romántico lucirá especialmente una pieza vintage en plata con cristales engarzados. En un look más minimalista tu pulsera puede ser una simple aro de oro amarillo con algún detalle floral. Para las novias más vanguardistas los brazaletes ofrecen un resultado espectacular

Tiaras, broches y apliques. Si los usas piensa que de ellos dependerá el peinado y también el traje que vistas. Es muy frecuente que algunas novias comiencen a preparar su traje a partir de una pieza especial y ésta se convierta en la protagonista de su estilismo.

Las tiaras de pedrería a juego con el traje reflejan la luz que se necesita para ese gran día. Aunque durante un tiempo no se usaron, los diseñadores les han devuelto su protagonismo y combinándolos con peinados muy trabajados. Una opción más discreta son las diademas o broches para las novias de estilo romántico. Ellas eligen piezas de orfebrería para completar su traje, que se pueden colocar encima de la cabeza o en la parte posterior coronando un recogido.

Una complemento por el que se decantan muchas novias en la actualidad son los cinturones joyas, que combinan bordados con hilos metalizados y pedrería. Resaltan la figura y aportan personalidad a los vestidos discretos. Se puede crear a juego con un broche para el pelo.

Fotografía: Casilda de la Pisa

Fotografía: Casilda de la Pisa

Collar o colgante. Depende de la forma del escote de tu vestido. La mayor parte de las novias no usan este complemento, pero si lo llevas opta por un diseño sencillo y poco llamativo que combine con el resto de joyas. Una pequeña cadena de oro blanco o un colgante con tradición familiar pueden ser el complemento perfecto.

Ya sean nuevas, prestadas, antiguas, con valor sentimental o de última tendencia lo importante es que las joyas de tu boda sean las que te identifiquen y se enmarquen en tu estilo. Piensa siempre en que deben ser elegantes y sencillas, de las que vas a recordar toda la vida, porque ellas también serán protagonistas de tu enlace.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra Política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies