Tips para una ceremonia inolvidable

Una de las cosas más especiales de organizar una boda es poder plasmar en cada detalle de vuestro gran día quiénes sois y cómo veis el mundo cuando estáis juntos.

Personalmente, me apasiona esa parte del proceso de diseño.

Escuchar que fue la abuela de él quien os presentó un día en el ascensor y decidir llevar a cabo el reportaje de fotos en su portal.

Anotar con cuidado que la fecha de vuestra boda es, además, el cumpleaños de vuestros dos mejores amigos.

Incorporar al diseño de las invitaciones una acuarela de la fachada del colegio en el que crecisteis juntos.

Que propongáis nombrar las mesas del convite siguiendo los barrios de la ciudad en la que pasasteis vuestro Erasmus…

Cristina & Co. wedding planner

Fotografía © Patricia Semir

Las opciones son infinitas, sólo hay que echarle un poco de imaginación y cualquier pequeño detalle de la boda se puede adaptar para que hable de vosotros.

Pero, de todos modos, no debéis perder de vista que el momento más importante del día y al que tenemos que prestar más atención es la ceremonia. Independientemente de que ésta sea civil o religiosa, será sin duda el instante más emotivo y con más significado para vosotros y vuestros invitados, ¿por qué no personalizarlo para que sea aún más especial?.

A continuación comparto con vosotros algunos consejos para hacer de la ceremonia de vuestra boda una celebración inolvidable.

Fotografía © Beatriz Goiri

Implicad a vuestros amigos. Asignar pequeñas tareas a determinadas personas es un truco sencillo pero efectivo para que vuestros invitados se sientan partícipes de este momento y lo vivan aún con más intensidad. Cuidar de la cola de la novia, preparar una intervención, repartir los pétalos o el arroz a la salida… pequeñas responsabilidades que, seguro, se tomarán muy en serio porque quieren tanto como vosotros que todo salga perfecto.

Fotografía © Patricia Semir

Escoged personalmente las lecturas. Tanto en las ceremonias religiosas como en las civiles se leen textos para motivar el significado del matrimonio. Si la vuestra va a ser una boda por la Iglesia, consultad con vuestro párroco las distintas opciones de pasajes que se suelen utilizar en las bodas  y escoged aquella que os resulte más cercana. En el caso de que hayáis optado por una boda civil, buscad poemas o extractos de escritos que expresen vuestra manera de entender el amor y el compromiso.

Fotografía © Pelillos de Ratón

Participad de forma directa en la ceremonia. ¿Hay algo más especial que escuchar de boca de los novios lo que significa para ellos ese día y ese momento? Si no encontráis ningún texto que os convenza para motivar vuestra ceremonia, probad a escribir de vuestro puño y letra las lecturas que utilizará el oficiante. También en las bodas católicas pueden intervenir los novios preparando una monición al inicio o al final de la celebración, en la que dan gracias y explican a los asistentes por qué han decidido contraer matrimonio.

Fotografía © Estudio Dita

Prestad atención a los símbolos. Buscad para vuestra ceremonia civil un rito que os represente: mezclar en un mismo jarrón arena de vuestros lugares de origen, plantar juntos algunas semillas, guardar vuestros votos en una cajita cerrada con dos llaves… y pedid al oficiante que lo explique a los invitados. En el caso de que os caséis por la Iglesia, podéis preparar junto con el sacerdote las peticiones o el ofertorio para que hagan referencia a lo que os mueve o identifica.

Espero que estas ideas os sirvan de inspiración para que vuestra ceremonia se convierta en un momento memorable.

¿Os atrevéis a que inventemos juntos una boda imposible de olvidar?.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de nuestra Política de cookies, Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies